CALIDAD EN GOTAS



lunes, 8 de noviembre de 2010

QUALITYPS Nº 31

ERRORES, DESPERDICIOS, DESECHOS Y LAS PÉRDIDAS POR MALA CALIDAD


o La Gestión de la Calidad comienza con la aceptación de que la Calidad es una fuente de beneficios para la Empresa. Y de esa manera debe ser gestionada. Cada error que no ocurrió, cada actividad que no tuvo que realizarse de nuevo y cada defecto que fue prevenido contribuye por un lado al ahorro de recursos y por ende a la productividad; y por el otro, a la satisfacción del cliente, lo cual trae como consecuencia, el aumento de las ventas, la ampliación de los mercados y la rentabilidad del negocio.

o Las organizaciones que se orientan a detectar los errores invierten muchos recursos en inspeccionar, reparar, repetir el trabajo y generar desperdicios, todo esto para corregir los errores después que han ocurrido y que eventualmente se han podido evitar. ¿Por qué entonces no invertir en la prevención de los errores para evitar que éstos ocurran?

o Cada error que se previene, es un error que no le cuesta dinero a la empresa ni le ha hecho perder el tiempo a nadie, ni al personal de la empresa, ni a los clientes ni a las partes interesadas. Además, aumenta la productividad porque se ahorran recursos que, de ocurrir el error, se hubieran tenido que utilizar para corregir los efectos que éste causó.

o No todos los errores son detectados antes de que el producto llegue al consumidor. Una empresa orientada a detectar los errores estará siempre expuesta a este riesgo con sus clientes. Pero el cliente no tiene por qué correr riesgos si no quiere… éste puede escoger y hacer negocio con aquel proveedor que le entregue un producto que siempre cumpla con sus requisitos.

o El foco de todo profesional debiera estar en hacer sus tareas correctamente la primera vez. Sin reprocesos, pérdidas de tiempo, gastos adicionales y desperdicios. Cada quien teniendo la conciencia de cuan importante es su trabajo dentro de la organización, ahorrando tiempo y dinero, y asegurando así al cliente un producto y/o servicio que cumpla con sus requisitos y en los plazos ofrecidos.

o Los errores nos llevan a los defectos y los defectos nos llevan a incumplimientos, incumplimientos con los clientes externos e internos, con los proveedores, con los accionistas y con todas las partes interesadas. Todo esto genera insatisfacción y desconfianza, poniendo en riesgo la supervivencia del negocio.

o Los errores pueden generar una reacción en cadena. Un error que se cometa en un departamento cualquiera, por más insignificante que parezca, afecta el desempeño de ese departamento, y también el desempeño de los demás departamentos que tienen relación directa o indirecta con éste.

o Cuando un proceso genera un producto no conforme puede ser por un lado un desperdicio de los recursos disponibles, o por el otro un desecho. En el primer caso, los recursos utilizados no generan un producto con valor para la organización, y por lo tanto, éstos se pierden., y, en el segundo caso, los productos no conformes pueden ser dispuestos como basura. Todo va a depender de las acciones que se tomen con este tipo de productos.

o A menudo se tiende a confundir “desperdicio” con “desecho”. “Desperdicio” es todo aquel recurso que no es aprovechado de manera eficiente durante la ejecución de un proceso, mientras que el “desecho” es un subproducto del proceso que no tiene valor para la organización, o su valor es negativo, ya que puede incurrirse en algún gasto adicional para su disposición final.

o La eliminación de los desperdicios puede visualizarse como oportunidades de mejora. Los desperdicios son cantidades de recursos generados a menudo por ineficiencias propias del proceso actual y son subproductos inherentes al mismo proceso. Mediante la implementación de mejoras al proceso, se puede lograr reducciones importantes de los desperdicios y un mayor aprovechamiento de los recursos disponibles.

o Los productos no conformes no constituyen en sí desperdicios sino pérdidas por mala calidad. Sin embargo, pueden ser retrabajados o reclasificados reduciendo el impacto de estas pérdidas. En caso de no ser recuperados pasan a ser material de desecho.

o Algunos empresarios y gerentes piensan que la calidad se logra con un estricto control de calidad, protegiendo así al consumidor de los productos defectuosos separándolos al final del proceso. Esta manifestación de honestidad y compromiso ético, a todas luces cargada de ingenuidad, perjudica a quienes creen proteger, pues el precio de esta "calidad" se transfiere a quienes compran los productos al aumentar los desperdicios. En cambio, cuando éstos últimos se evitan, silenciosamente se reducen los costos y se aumentan las ganancias.

o También en las organizaciones de servicios encontramos desperdicios. Reducir estos desperdicios se logra con personal mejor calificado y entrenado, con procesos más ágiles, aprovechando al máximo los materiales que se utilicen, ahorrando tiempo en actividades que no agreguen valor, externalizando actividades y tareas que no estén directamente vinculadas con el servicio que se esté prestando, descentralizando la administración y otras medidas similares.


 RECOPILADO POR: José Manuel Sarmiento
 Noviembre 2010

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada