CALIDAD EN GOTAS



viernes, 11 de noviembre de 2011

CALIDAD Y CALIDAD DE VIDA

Artículo elaborado con motivo de la celebración del Día Mundial de La Calidad 2011

Desde hace algún tiempo vengo manejando en mis clases en la Universidad el tema de la Calidad de Vida. Siendo especialista en Gestión de Calidad con más de 20 años de experiencia, me ha llamado la atención la íntima relación entre el concepto de Calidad que se maneja en las empresas, a menudo definido en las políticas de la calidad, y el concepto de Calidad de Vida de las personas desde el punto de vista individual y colectivo.

Para entender esta vinculación, deberíamos comenzar por definir el concepto de Calidad de Vida: La Calidad de vida puede definirse como el nivel de satisfacción de las necesidades que tienen los individuos, tanto desde el punto de vista individual como colectivo. Es esencial para la autoestima de las personas ya que determina su bienestar, su eficiencia, sus actitudes y su comportamiento para alcanzar una vida digna, con las mismas oportunidades y beneficios que tienen las demás personas con las que ellos conviven.

La calidad de vida también está muy relacionada con la búsqueda del sentido que tiene la vida para cada uno de nosotros, ya que depende de los valores, la pertenencia a una comunidad y la claridad de las metas que se quieren lograr entre otros aspectos.

La calidad de vida suele ser una percepción subjetiva y es el individuo en primer lugar quien debería asumir el rol principal en la búsqueda de una mejor calidad de vida para sí mismo y para su entorno.

“Por otra parte, aunque hay indicadores internacionales que establecen la "Calidad de Vida", sugiero que reflexionemos si la Calidad de Vida es una meta, un indicador o un proceso, el cual puede ser evaluado constantemente, pero que varía en su definición cotidiana según la percepción de cada quien” (José Valls)

Al igual que el concepto de Calidad al que estamos acostumbrados manejar, la Calidad de Vida trata de la satisfacción de las necesidades de los individuos. La valoración de la Calidad de Vida no debe restringirse solamente a indicadores de tipo económico. Si bien es cierto que los bienes materiales proporcionan seguridad, satisfacción y abundancia, no deben asumirse como indicadores absolutos en cuanto a la calidad de vida.


Proporcionar bienes y servicios de calidad es apenas una parte de lo que significa Calidad de Vida. También son importantes las necesidades sociales, intelectuales y espirituales. Por lo tanto, los individuos deberían alcanzar un equilibrio entre todas las actividades que realiza, no solo la producción de bienes y servicios que satisfagan sus necesidades materiales. El bienestar y felicidad de cada individuo dependerá de que se sienta satisfecho en cada una de sus áreas vitales.

“Solo con la intención de acercar el concepto a aspectos que parecieran que se están olvidando en nuestra sociedad, incluiría la "gestión o actitud del ciudadano" como un pivote en la búsqueda de la calidad de vida colectiva, ya que un accionar cooperativo, ético y responsable de nuestra participación en la solución de los cuellos de botellas sociales, con el cumplimiento de cánones aceptados y compartidos, generan la satisfacción por el sistema y la corresponsabilidad con los resultados de la sociedad.” (José Valls)

Generalmente, la calidad de vida se logra mediante la interacción armónica entre los individuos de un hábitat determinado, y el medio ambiente que les rodea.

“…asumo que tengo una excelente calidad de vida cuando puedo disfrutar con mi hijo un feliz fin de semana, pescando en el río Hudson, pero eso si, luego desecho los peces por que están contaminados, y seguirán así por algunos 50 años, por que la majestuosa General Electric contaminó este fabuloso río desde hace más de 50 años, vertiendo el aceite de transformadores y otras cositas más por el bien de la sociedad, el desarrollo y una excelente calidad de vida del pueblo americano”. (José Valls)

En un esfuerzo por determinar y cuantificar el nivel de calidad de vida, se han tratado de establecer ciertos estándares a fin de diseñar e implementar políticas, estrategias y planes orientados a aumentar la calidad de vida de los individuos. La satisfacción individual y colectiva se puede alcanzar mediante modelos de desarrollo sostenibles, que posean condiciones tangibles e intangibles con la participación ecológica, armónica, activa y responsable de todos los individuos en la resolución de los principales problemas sociales, comunitarios, económicos y políticos.



Gracias a
José Valls, de Puerto Ordaz, Estado Bolívar, cuyas reflexiones hechas en nuestro foro Calidad Primero me sirvieron de base para elaborar este artículo.

Felicitaciones a todos esos profesionales y personas que están comprometidas y trabajan por una mejor calidad en todos los ámbitos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada