CALIDAD EN GOTAS



jueves, 29 de octubre de 2015

ISO 9001<:2015 Y LOS CONOCIMIENTOS DE LA ORGANIZACIÓN


 

Uno de los nuevos requisitos de ISO 9001:2015 y que también se menciona muy poco en las publicaciones, análisis e interpretaciones de esta nueva versión es el “Conocimiento de la organización”. En este artículo vamos a revisar de qué se trata este requisito y cuáles podrían ser las posibles implicaciones de su inclusión en esta norma internacional.
En primer lugar, la norma aclara en sus notas que los conocimientos de la organización son conocimientos específicos que se adquieren con la experiencia. Estos pueden venir tanto de fuentes internas como fuentes externas y es conveniente que ese conocimiento sea gestionado eficazmente.
Ya en nuestro boletín
http://www.calidadprimero.com/2014/12/15/qualityps-nro-66-gestion-del-conocimiento/
QUALITYPS N° 66
Publicado en 2013, incluimos algunas notas Y RECOMENDACIONES relacionadas con este tema, ya que en la norma ISO 9004:2009 se podía prever que la gestión del conocimiento, el aprendizaje y la innovación cobrarían mayor relevancia, como de hecho, así ha sucedido.
El conocimiento no es solo información, es utilizar Y COMPARTIR esta información de forma provechosa a fin de que la organización pueda alcanzar sus objetivos. Por tanto, es un recurso de apoyo para el Sistema de Gestión de Calidad. En ISO 9001:2015, apartado 7.1.6 SE incluye dentro de sus requisitos que la organización debe:
a)      determinar el conocimiento de la organización que se utiliza para la operación de sus procesos y para lograr la conformidad de los productos y servicios.
b)      Mantener los conocimientos y ponerlos a disposición en la extensión necesaria para asegurar la eficacia del sistema de gestión de calidad, y  
c)      Ante los cambios en las necesidades y tendencias, Considerar sus conocimientos actuales y determinar cómo adquirir o acceder a los conocimientos adicionales necesarios y a las actualizaciones requeridas.
En una de sus notas, ISO 9001:2015aclara:
Los conocimientos de la organización pueden basarse en:
a)      fuentes internas (por ejemplo, propiedad intelectual; conocimientos adquiridos con la experiencia; lecciones aprendidas de los fracasos y de los éxitos en los proyectos; capturar y compartir conocimientos y experiencia no documentados; los resultados de las mejoras en los procesos, productos y servicios);
b) fuentes externas (por ejemplo, normas; mundo académico; conferencias; recopilación de conocimientos provenientes de los clientes o de proveedores externos).
Una fuente de conocimientos de sumo valor para las organizaciones en la actualidad son las lecciones aprendidas. Se entiende por lección aprendida aquel conocimiento obtenido mediante la experiencia y cuyo propósito es mejorar el desempeño futuro. Una lección es susceptible de ser aprendida cuando los resultados de una acción o decisión, son diferentes de lo esperado. Esto significa que dichos resultados pueden ser mejores (cuando nuestras expectativas se ven superadas) o peores (cuando éstas se ven defraudadas). En cualquiera de ambos escenarios, es imprescindible sacar conclusiones porque o bien la organización, o bien otras partes interesadas pueden  aprovechar la lección en el futuro por el impacto que esta pueda tener para repetir decisiones que fueron exitosas o, por el contrario, evitar decisiones que condujeron a resultados indeseables.
Para ampliar información sobre las lecciones aprendidas, pueden consultar:

¿Cómo documentar lecciones aprendidas?
http://blogs.iadb.org/abierto-al-publico/2015/01/15/como-documentar-lecciones-aprendidas/
Lecciones aprendidas? El tiempo lo dirá
http://www.americalearningmedia.com/edicion-013/154-investigacion/1403-ilecciones-aprendidas-el-tiempo-lo-dira

RECOPILADO POR: José Manuel Sarmiento M.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada